Vicente Carro Cabanillas, es conocido en Cantabria por sus iniciativas solidarias, y su implicación en muy diversos proyectos sociales y culturales. Argentino de nacimiento y afincado en Cantabria desde más de una década, con sus viajes y experiencias en gran parte del mundo, siempre vuelve a Cantabria con algo nuevo que contar y aportar a nuestra comunidad. Recientemente estuvo junto con su compañera Begoña, en la isla de Lesbos echando una mano a las personas refugiadas, nos habla de su viaje y vivencias tocando de cerca la crisis de los refugiados y los seres humanos que viven esta situación.

¿Qué razones os llevan a hacer este viaje a Lesbos y ayudar a los refugiados como voluntarios?

La responsabilidad humanitaria de ayudar a gente completamente desprotegida.

¿Cómo habéis visto la situación a pie de campo?
Las instituciones solo pretenden acallar la situación y buscan eludir sus responsabilidades.

¿Qué es lo que más os ha impactado?
La terquedad de las instituciones en seguir negándose a la voluntad de todas aquellas personas que pedimos vías seguras y ya para estas gentes.

¿Qué es lo que más os ha emocionado positivamente?
La respuesta de la sociedad civil.

¿Cómo os imagináis el futuro de los refugiados?

Es impredecible, la situación continua de mal en peor.

¿Qué pensáis del papel de los gobernantes europeos en esta crisis?

Es vergonzosa la actitud de indiferencia , demostrado de sobra que si quieren actuar pueden hacerlo, salvar bancos es muy rápido , parece ser que salvar personas no es tan importante para ellos.

Tras el viaje a Lesbos ¿habéis realizado algún acto para dar a conocer en Cantabria la situación de los refugiados?
Se dio una charla en la Liberia la Vorágine, y participamos en la pasada Marcha Europea en apoyo a los refugiados en Santander.

¿Sin ser tan valientes y decididos como vosotros para ir a Lesbos que podemos hacer desde aquí para ayudar?

Apoyar todas aquellas acciones que se realicen para movilizar a las autoridades que deben respetar nuestras deseos.

¿Qué tendría que pasar para que cambiara la política europea con los refugiados e inmigrantes?¿Cual sería para vosotros la política ideal?

Un nuevo estatuto de refugiados, ágil, que respete los derechos de todas y que se cumpla, por supuesto.

¿El problema de los refugiados es algo que hemos de resolver los ciudadanos o algo que han de resolver nuestros representantes políticos?

Es responsabilidad de todos nosotros.

Si diéramos voz a un refugiado, ¿qué diría, y qué nos diría a nosotros?

«SOLO QUEREMOS VIVIR EN PAZ»,