Ana M ª Díaz Bezanílla.

Año 2015, de Russel Crowe. Australia. Actriz principal Olga Kurylenko. Yilmaz Erdogam.

Maravillosamente ambientada cuatro años, después de la batalla de Galípoli, en Turquía, durante la Primera Guerra Mundial. El granjero australiano Joshua Connor viaja a Estambul para descubrir que ha pasado con sus hijos, declarados desaparecidos en combate, al tiempo que descubre la cultura de Turquía y se enamora de la mujer propietaria del hotel donde se hospeda.

El New York Post, expresa que” es un drama de guerra tranquilo y robusto.”

Un poco de Historia. Memoria Histórica Australiana y Europea:

La batalla de Galípoli o batalla de los Dardanelos tuvo lugar en la península turca de Galípoli en 1915, durante la Primera Guerra Mundial. La campaña se conoce en Turquía con el nombre de Çanakkale Savaşlari. En el Reino Unido se le llama «Campaña de los Dardanelos», mientras que en Australia y Nueva Zelanda se la conoce como la «batalla de Galípoli».

 

La batalla se inició en febrero de 1915 con un bombardeo masivo desde los buques de guerra británicos y franceses contra los fuertes otomanos que defendían el estrecho, y que fracasó principalmente debido a las minas. Este fracaso promovió entre mandos y gobiernos la necesidad de una operación combinada, en forma de desembarco, entre británicos y franceses con el fin de conquistar la capital otomana de Constantinopla (la actual Estambul). El control de los estrechos permitiría a Francia y el Reino Unido de Gran Bretaña e Irlanda revitalizar al Imperio ruso y encerrar a los imperios centrales. Los rusos necesitaban urgentemente armamento para enfrentarse a los imperios centrales que le hacían frontera: el Imperio alemán, el Imperio austrohúngaro y el Imperio otomano.Esta idea, defendida netamente por Winston Churchill, se iniciaría con el desembarco cerca de Galípoli, pero los aliados no consiguen penetrar por sorpresa en el territorio otomano y fracasan en las sucesivas ofensivas, resultando unas 250.000 bajas por cada uno de los dos bandos.

_

Mustafa Kemal ,próximo presidente de Turquía, tras la Guerra.

 

Fotos de la Guerra de trincheras en Galípoli. Destrucción naval de los británicos y de las tropas del ANCAZ (Australian and New Zealand Army Corps) por el ejército Otomano

.Muchos jóvenes sin ninguna experiencia en el combate, perdieron la vida sin entrar en combate, por las enfermedades, como disentería, infecciones de moscas y sed.

Ante la pérdida de tantas divisiones, vidas humanas. La ineptitud de gobernantes ingleses, franceses, etc.  Que jugaban a la guerra en tableros de salón y fraguaban enfrentamientos, colonizaciones, invasiones, pactando con quien interesaba en base a planteamientos mercantilistas, de poder y dominio sobre otras naciones y territorios, hubo una sucesión de dimisiones  y caídas de regímenes. Churchill se ve obligado a dimitir, él dijo que “Hubo un cumulo de terribles suposiciones”, también el ministro griego, así como el ridículo sufrido por el general Hamilton inglés. Al no lograrse el suministro de trigo, que provocó una hambruna en Rusia y descontento, ayudaron a la caída del zar de Rusia.

En el otro bando salieron reforzados el general alemán Otto Liman Van Sander, Y Mustafá kemal, coronel Otomano, Próximo presidente de Turquía.

Y del ANZAC, regresaron a Australia y Nueva Zelanda, con una sensación de unidad nacional que no poseían anteriormente y pérdida de inocencia ante sus pactos con la Commanwealth.

Películas anteriores:

La más significativa es la película de “Galípoli” 1981 de Peter Weir, con Melb Gigson, Mark Lee y banda sonora de Bryen May y Jean- Michel Jarre.

Con los tópicos de cintas australianas, de jóvenes del ANZAC que luchan en una guerra que no es suya, y pierden la inocencia, sus ilusiones y vidas.

Comentario Personal:

Comprendemos en el siglo XXI que toda guerra no es inocente, no hay ganadores ni vencidos. Que la violencia engendra violencia, resentimiento, odio, injusticia y nuevas guerras, conflictos. Exacerba los nacionalismos, como defensa. Establece marcos de superioridad de unas razas sobre otras y la idea de aldea global se quiebra por el invento de las fronteras y nacionalidades.

Aun así, persistimos en la militarización y la guerra como solución de los problemas mundiales.

No obstante, es la paz, el respeto y la hermandad entre los pueblos que logra más victorias. Donde no hay blanco ni otomano, en el caso de la película, mujer u hombre, ni héroes, ni vencidos, no hay dimisiones. Todos construyendo nuestro planeta.

La película El maestro del agua. Nos invita a hacer “memoria Histórica”, reflexionar sobre los errores, la idea de la reconciliación de los pueblos en el actor Yilmaz Erdogam, que encarna al coronel Otomano, Mustafa Kemal.  La fuerza de la familia, en el campesino Joshua Connor, con dotes de zahorí, en el refuerzo del amor paternal en las generaciones. El arrepentimiento del Almirante británico, que expresa “no sé si somos dignos de recibir perdón, no hicimos prisioneros entre los otomanos”. Guerra a muerte sin sentido ninguno. El tema de la restauración ante las tragedias, encarnada en la exótica y bellísima actriz Olga Kurylenko.

Algunos críticos de cines, por ejemplo en el periódico el País: han opinado que el final es demasiado feliz. Yo creo que no es feliz del todo, pero si regenerativo, restaura las pérdidas en parte, con otras nuevas expectativas y esto es muy típico en nuestra humanidad.

El actor Russell Crowe,  impecable en su actuación, encarnando al granjero australiano testarudo, dice:” La esperanza , es un lugar en el que yo habito”.

A la fuerza, habitamos en esa esperanza de que nuestra humanidad evolucione en la paz interior, en la paz exterior y hagamos de los conflictos, espacios para madurar.